Con motivo de la celebración del Día del Libro ha demandado que el fomento de la lectura y las actividades culturales en la ciudad no se limiten a fechas concretas, efemérides y otras celebraciones. Propone una mayor apuesta por el desarrollo de una política cultural que contribuya a hacer más atractiva y completar la oferta turística de Motril.

Christian Linares, concejal de Izquierda Unida en el ayuntamiento de Motril, ha lamentado la escasa entidad de la instalación de las casetas de las librerías, que se reproduce año tras año por inercia, sin una intencionalidad definida y con una programación de actividades dispersa, poco imaginativa y sin objetivos definidos. Para Linares, el espacio central que el Ayuntamiento de Motril destina a la promoción del libro y de la lectura en este Día del Libro, es triste y desangelado, estando muy alejado de la imagen que debería proyectarse.

El concejal de IU ha valorado positivamente todos los esfuerzos que se hagan para promover el placer de la lectura y el gusto por los libros, y su contribución para formar ciudadanas y ciudadanos con espíritu crítico. Por ello, ha reconocido el trabajo y la labor que están desarrollando los técnicos municipales y los centros educativos motrileños con este empeño.

Christian Linares ha reclamado una mayor apuesta por el desarrollo de políticas culturales en nuestra ciudad, algo que, en su opinión, no parece estar en la agenda del equipo de gobierno municipal, más ocupado en la construcción de centros comerciales  y en las políticas especulativas en beneficios de unos pocos hipotecando de este modo el futuro de vecinos y vecinas de Motril.

Izquierda Unida propone la elaboración de una estrategia de desarrollo cultural de Motril que dé cabida a una programación de actividades estable que, en el medio plazo, se conforme como un elemento más que se integre en la oferta turística de Motril y contribuya, de ese modo,  al desarrollo económico de la ciudad.

Dejar respuesta