La queja presentada por el Grupo Municipal de Izquierda Unida en el mes de marzo pasado, denunciaba el incumplimiento por parte del Ayuntamiento de Motril de un acuerdo plenario de 2013 para la recuperación patrimonial del Camino Panata, ocupado en su parte central por fincas privadas.

Izquierda Unida acudió al Defensor del Pueblo ante la falta de respuesta del Ayuntamiento a sus peticiones para que aplicara dicho Acuerdo.

Ahora, con la falta de respuesta a los requerimientos del Defensor del Pueblo Andaluz, el gobierno municipal reafirma su desprecio a las instituciones democráticas representativas, apostando una vez más por la opacidad, la falta de transparencia y su rechazo a los mecanismos democráticos de control.

Christian Linares, concejal del Grupo Municipal de Izquierda Unida, ha manifestado que estamos ante un nuevo ejemplo de la desidia y el desinterés de nuestros gobernantes del PA-PSOE hacia los asuntos de nuestra ciudad y los intereses de los motrileños y motrileñas. Un desprecio más hacia los vecinos y vecinas y las instituciones democráticas de todos los andaluces.

De este modo, no es extraño que Motril se esté quedando atrás, abandonado a su suerte por parte del Gobierno de España, del PP y por parte de la Junta de Andalucía, del PSOE.

Izquierda Unida ha reclamado nuevamente a Flor Almón que se ponga a trabajar por Motril y por los intereses de los motrileños y motrileñas y que dedique menos tiempo y esfuerzo a la campaña de Susana Díaz. También le exige que ponga las pilas a sus concejales y concejalas, la mayor parte de ellos y ellas invisibles dos años después de su llegada al gobierno, para que atiendan y den respuesta a los múltiples problemas de los vecinos y vecinas de Motril.

Cortes de agua en Motril

Por su parte, Inmaculada Omiste, portavoz de Izquierda Unida en la Mancomunidad ha denunciado la actuación llevada a cabo por parte Aguas y Servicios y por el ente mancomunal en relación con el anuncio realizado ayer de un corte del suministro del agua que, finalmente, no se llevó a cabo.

Para Izquierda Unida, los motrileños y motrileñas sufrieron ayer, una vez más, las consecuencias de la privatización de la gestión del servicio del Agua con una decisión que puso de manifiesto la improvisación de la empresa, al haber anunciado los cortes con solo unas horas de antelación, y la incapacidad y el descontrol de la Mancomunidad para defender los intereses de los vecinos y vecinas por encima de los intereses comerciales de Aguas y Servicios.

Inmaculada Omiste ha anunciado que su organización no va a dejar de exigir la recuperación de la gestión pública del agua, al no poder admitir que un recurso público, un bien básico de primera necesidad, un bien común como el agua, sea tratado como una mercancía para la obtención de cuantiosos beneficios por parte de una empresa privada.

En este sentido, ha anunciado que su organización comarcal va a llevar a cabo próximamente diferentes movilizaciones para reclamar la remunicipalización del servicio y para exigir, mientras tanto, la máxima transparencia en la gestión de la Mancomunidad, algo que desgraciadamente brilla por su ausencia dos años después de la llegada a la Presidencia de Sergio García Alabarce, en representación del PSOE.

Dejar respuesta