Criterios sociales impulsan modificaciones parciales de las ordenanzas fiscales en la villa de Salobreña

0
69

El gobierno de la Villa llevará a pleno una propuesta para la  modificación parcial de las ordenanzas fiscales con la intención de implementar una serie de medidas que alivien la presión fiscal a los vecinos ofreciendo por otro lado más facilidades tanto para el aplazamiento  como el fraccionamiento de los tributos municipales.

Estas medidas se concretan en la extensión de los criterios de admisión automática de los fraccionamiento y aplazamientos de pago sin necesidad de  prestar garantía, lo que sin duda, facilitara tanto el acceso del contribuyente a este medio de pago como a la gestión final de los recursos municipales. Así, se ha incrementado el límite máximo previsto para la dispensa de garantías hasta los 6.000 € equiparándose a los dispuesto en otras administraciones públicas. Paralelamente, se han modificado los tramos previstos rebajando el límite mínimo establecido para la admisión de las solicitudes  de fraccionamiento pasando de los 200 € a los 100 €.

“Buscar hacer de las ordenanzas algo más social y atender las necesidades de algunas familias del Municipio que tienen voluntad de pagar pero que no tienen capacidad para hacerlo en una sola vez, es el objetivo de estas modificaciones para el fraccionamiento o el aplazamiento de los pagos, así como en las garantías,  tal como explica la alcaldesa de la Villa, Mª Eugenia Rufino.

ordenanzas_villa

En segundo lugar, y también con el objetivo de mitigar el impacto de los incrementos producidos en los valores catastrales, en la gestión del Impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalía), se establece una reducción en la base imponible de hasta un 60 %.  “Actualmente dicha reducción se encontraba en el 40 %, por lo que se trata de una bajada considerable que viene a aliviar la presión fiscal de los vecinos de la Villa, añadía la regidora.”

Por último, y tal como explicaba la edil de economía y hacienda, Belén Sánchez, el cierre del ejercicio 2015 ha puesto de manifiesto algunos de los problemas más recurrentes en la gestión tributaria local. Y es que el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica mantiene un ratio de domiciliación que no alcanza el 27 %, frente a la media de tributos municipales que está en torno al 70 %.”
“Por ello, decía la edil, y para evitar que los a vecinos se les pasen los plazos y luego se encuentren con un recargo, se ha incrementado hasta el límite máximo la bonificación prevista en la Ley de Haciendas Locales para recibos domiciliados, llegando hasta el 5%,  esperando que sirva como aliciente para animar a los ciudadanos a realizar dichas domiciliaciones de sus tributos”
Esta medida además irá unida a una campaña de información y publicidad que asegure su difusión   con el objetivo de que puedan beneficiarse el mayor número posible de contribuyentes.