El Ayuntamiento de Motril y la asociación Benéfico Social Jesús Abandonado han firmado un convenio de colaboración para ayudar a personas en situaciones de dificultad. La alcaldesa de la ciudad, Flor Almón, y el presidente de la entidad, Joaquín Bustos, han rubricado este viernes en el Consistorio el acuerdo mediante el cual accederán al comedor o albergue aquellas familias derivadas por la concejalía de Servicios Sociales tras una valoración conjunta de los trabajadores sociales de ambas instituciones.

            También se va a tener en cuenta a las familias con menores a su cargo que acudan al comedor, quienes dispondrán de un espacio adecuado en aquellos casos que por motivos excepcionales no puedan llevarse la comida a casa.

            Con este convenio, el Ayuntamiento de Motril se compromete también a la financiación de los gastos de trasporte de alimentos realizados desde el Centro de distribución de Granada.

            En total, la alcaldesa ha informado que el Ayuntamiento de Motril aportará a la Asociación un presupuesto total de 24.500 euros con cargo a las partidas presupuestarias de las concejalías de Servicios Sociales y de Juventud. En concreto, habrá 13.500 euros para el albergue y 11.000 para el comedor social.

            Flor Almón ha destacado el encomiable trabajo “de todas las personas que dedican su tiempo a ayudar a los demás en el albergue Jesús Abandonado”.

            “Hemos vivido unos momentos duros por culpa de una crisis que ha golpeado a los más débiles. Por desgracia, muchas familias lo han pasado muy mal y gracias a la ayuda de Jesús Abandonado han podido comer todos los días. Entendemos que organizaciones como Jesús Abandonado, que ayudan tanto, deben tener el respaldo de su Ayuntamiento y por eso, desde aquí les ofrecemos, al igual que a todas las organizaciones que se dedican a ayudar a los más desfavorecidos en Motril, nuestro apoyo, compromiso y toda la ayuda. Las puertas del Ayuntamiento están abiertas para ellos”, ha afirmado la alcaldesa.

Dejar respuesta